Skip to content →

El evento que la PDI prohibió

Loli-con, se llamaba en un principio, ¿pero qué es “loli”?

Antes juraba que era eso donde las niñas se vestían como muñecas: con zapatos de charol de colores pastel, agrandándose los ojos con maquillaje y usar pelucas de colores kawaii. PERO ESO ERAN LAS LOLITAS NO LAS LOLIS SÚPER MAL YO. Pensé que era una abreviación, pero no, las lolitas se abrevian como “lola”, no “loli” #datokawaii #estoyvieja #graciasmati

Foto de unas lolitas, no lolis

Resulta que hace unos días, por Facebook, me enteré que se estaba organizando un evento de esta temática en San Miguel (LOLIS, NO LOLITAS), donde habrían tiendas, ilustradores y actividades de cosplay. El Danilo, un amigo, caché que estaba tratando de funarlo porque no tiene muy buena reputación el concepto.

No esto:
Screen Shot 2016-05-13 at 00.14.58

Esto:
Screen Shot 2016-05-13 at 00.15.08EL SEO NO MIENTE (?) Es el primer resultado que me arrojó

El término como concepto es “lolicon” que es como una abreviación de “lolita complex” que es básicamente el disfrute por las niñas, todo dentro de un contexto súper manga, pero, según lo que yo encontré después de un poco de riserch, con harta connotación sexual, y ahí es donde está el drama. No es algo piola tampoco.

Esta es la primera foto y nombre que usaron para el evento

Evento
Después cambiaron este cover y el nombre del evento en Facebook. Ahora no tiene cover.

Puede que los cabros lo hayan hecho con la mejor de las buenas ondas y con cero ánimo de ilegalidad porque, espero, son cabros chicos y les gustan las cosas otakus y les gusta webear en eventos relacionados.
Puede que lo pasen la raja siendo súper inofensivos con sus mangas y no maten niuna mosca, pero pucha, uno ve esta cuestión y al tiro se cacha que hay algo raro.
El Danilo al final los denunció a la PDI, a la Muni que había puesto la locación y a otras entidades relacionadas con el tema y logró que prohibieran el evento.

La organización tiró este post para informar a los que habían puesto asistir:

evento waifu

Y el Danilo comentó esto que, bruh:
Screen Shot 2016-05-13 at 00.31.25

Para cachar un poco más sobre el asunto, le pregunté a las personas que conozco que sé que cachan algo del asunto y esto es lo que me dijeron:

Matías Rivera: “Si te gusta manosearte en tu casa viendo fotos de abuelos disfrazados de bebé, es hueá tuya. Siento que es hueá tuya cualquier cosa que te caliente y la pasís bien piola en tu casa, solo o con alguien que también la pase bien. Pero este evento culiao quería llevar esa hueá a la vida real. Lo de calentarse con cabras chicas, no existe otra definición, porque cuando la hueá ya no es solo el manga o el anime, y armai un evento que se llama “convención de menores de edad para la recreación visual” ahí hay un problema compadre, la I L E G A L I D A D porque MENORES. Con los niños no.”

Mariela Siri: “Hmm creo que es importante considerar el contexto 100pre. El lolicon en Japón es diferente al lolicon y el shota en Chile porque allá hace tiempo tienen una relación con la sexualidad infantil.
Introducir un modelo así aquí es difícil, porque no solo llegan los fans de la cultura japonesa, también los que lo ven como una buena excusa para ver jovencitas en trajes de maid.
En todo caso, creo que es mucho mejor que los pervertidos consuman sus perversiones en un lugar seguro, donde no se les permita tocar a nadie donde puedan apreciar la fantasía en la que están participando, pero aquí nuestra cultura no es de la maid ni es de lolita, es del café con piernas donde siempre le han faltado el respeto a mujeres económicamente vulnerables. Pero es la vigilancia grupal la que permite sentirse segura creo, eso es lo que hay que fortalecer.”

Danilo Canales: “Lo que pasa es que aquí hay una confusión: no hay ningún  problema en la fantasía, el asunto es cuando le tomas una foto de los calzones a una niña y la subes sin permiso a Internet.
En Japón el lolicon es un problema serio y hay caleta de leyes estrictas para impedir que haya y salga material al respecto, que acá nadie conoce ni respeta, porque asumen que todo lo que se exporta es consumible y no es así.
Entonces lo que hacen los autores es (por ejemplo) dibujar niñas mayores, pero sin vello púbico. Con esto conceden la fantasía pero cumplen la ley, entre comillas. Lo penca es que igual se aprovechan de un hoyo legal y ese material es el que cruza acá, sin filtro.
Entonces todo va en la responsabilidad personal que tienes que tener tú mismo con el material que consumes con el fin de enseñar a lo que no saben, que lamentablemente son mayoría. Por eso que mi deber es, como profesor de cultura japonesa, hacer que primero la gente llegue a un acervo cultural necesario primero, para poder entender que hay detrás de la subculturas.
Y este tipo de eventos no ayudan porque son al peo y hechos en base a puros supuestos de como creen que son las cosas y por eso mismo llegan hueones que se ponen de acuerdo pa aprovecharse de pendejas.
Cacha que hubo un tipo que, solo, compró 200 lucas en entradas. ¿Tú creís que lo hizo pa él y su curso del colegio o algo?
Ya se estaban organizando los pedos pa conseguir material, así que ¡bam! Cagaron no más.”

¿Qué piensan ustedes, cabros?
Lean esta referencia que se sacó la Sirena.